Hoy quiero hablaros desde mi punto de vista, de mi experiencia.

He trabajado en varios sitios como profesor de natación y hay bastante disparidad. Por un lado he trabajado en sitios con ratios de 8 peques por grupo. Cuando son grupos de peques de más de 6 años ni tan mal, porque van todos con buena disciplina e incluso ayuda a hacer una clase dinámica.  Pero cuando son peques que empiezan, o tienen 3/4 años  o son peques que vienen con algún miedo  etc, tantos peques por grupo es inviable.

Por otro lado donde trabajo son grupos de máximo 2, cierto es que no son clases baratas, pero si haces la media sale igual. A Muchas familias les compensa porque son clases muy tranquilas, trabajas toda la clase, no los tienes que tener fuera del agua esperando su turno pasando frio. Se aprovecha el 100% de la clase en el agua. Da tiempo a resolver dudas, que los niños te cuenten su día a dia, quitas miedos…

Por otro lado hay un lazo más estrecho con las familias que eso se agradece mucho. A mi me gusta más trabajar así,  se trabaja con calidad. No cantidad pero eso ya depende de la filosofía de la empresa.

Yo solo se que trabajando en el agua con mi método  (ludoqua, aprender a nadar jugando) y con este ratio los peques aprenden antes, mejor y más contentos. No lo digo solo yo, lo dice las lista de espera que tenemos y eso que trabajo también los domingos….

¡Buenas tardes!

Hoy quiero hablaros sobre un tema que vengo rumiando…. es en cuanto a natación y los niños por grupo.

¿Cuántos niños por grupo creéis que es el óptimo para que aprendan a nadar bien?

Aquí hay un tema importante y predominante: money. Hay cursos que son bastante baratos pero a costa de poner 8 o 10 niños por grupo. Creo que, como en toda empresa, el dinero es importante, pero también me parece fundamental que los peques aprendan a nadar sin miedos, en confianza con su profesor, que sea algo divertido y motivador, sin pasar frío.

Es cierto que si son grupos de niños mayores en mi opinión se pueden poner bastantes por grupo porque ya saben desplazarse por el agua y prácticamente van solos y el profesor va dando instrucciones para mejorar la técnica y estilo.

Pero cuando se trata de niños de 3 a 5 años, creo que poner grupos de 8 o más es temerario y contraproducente para el buen desarrollo de las sesiones de natación. Lo suyo es que el dinero que invierten los papás se aproveche, y claro, con grupos tan numerosos al final hay que trabajar de 2 en dos y los demás niños al bordillo a esperar su turno. A mí personalmente ese sistema no me gusta. Prefiero tener grupos más reducidos y que los peques aprovechen toda la clase de principio a fin. Evidentemente serán clases algo más caras, pero no pasan frío y están todo el rato haciendo ejercicio en el agua, y además hay más conexión con el profesor, se puede hablar más, tratar miedos, inquietudes…..

¿Vosotros que opináis?

¡Ayuda! Qué le pongo a mi hijo en la piscina para bañarnos con seguridad

Ya llega el verano, ya llega la fruta…. Y ya llegan las dudas de las mamás y papás, tíos, tías, abuelos, amigos, conocidos, blogueros y un largo etcétera sobre un tema recurrente: LOS NIÑOS Y LA PISCINA

Y es que no es un tema para tomarlo a risa, es un tema serio por las graves consecuencias que puede llegar a acarrear. Y es que no os voy a hablar de estadísticas, porque está claro que al que le toca su estadística es el 100% y le va a importar un pepino la estadística general. Esto es así.

Como os decía, llegando esta temporada, yo como otros profesionales recibimos dudas sobre seguridad en piscinas, y sobre todo sobre cómo proteger a nuestros hijos para evitar un ahogamiento. Me preguntáis sobre todo qué es mejor, que si flotadores, que si manguitos, que si he leído por ahí que esto sí, que aquello no…

Una cosa tengo bien clara y me gustaría que os quedase clara también a vosotros: las mamás y papás sois quien mejor conocéis a vuestros hijos. Ocurre que gente de cierta fama escribe (como yo, pero no soy famoso) es sus blogs, redes sociales sobre productos. Eso está muy bien pero no debemos creerlos siempre a pies juntillas. Por eso voy a intentar tener cuidado y daros mi opinión sobre diferentes productos del mercado que os pueden ayudar a resolver vuestras dudas, pero nunca os diré lo que tenéis que hacer; esa es una decisión que sólo vosotros podéis tomar. Podéis tratarme como un asesor acuático 😉

Hay muchísimos productos en el mercado así que voy a hablaros de los más conocidos ( o eso creo yo ); cualquier duda, crítica constructiva o cualquier cosa que necesites puedes escribirme que estaré encantado (pakinen.sanchez@gmail.com).

Vamos al lío. ¿Qué es lo mejor? Lo mejor siempre es la PREVENCIÓN, suena a tópico pero después de más de 10 años en esto creedme que es así. Ya me he tirado varias veces a la piscina a salvar niños que “supuestamente” estaban seguros. Lo más seguro es que estén con vosotros. Tú conoces a tu hijo, tú sabes hasta qué punto le vas a permitir libertad. Si es un niño muy movido lo ideal es acotar una “zona de juego” de tal forma que en caso de accidente siempre esté a tu vista (ojo que los socorristas también se despistan!). Realmente todos estos elementos de flotación el peligro no viene por el material en sí, si no por creer que con ese material es suficiente y no hay que vigilarlos. El problema viene al ver niños muy pequeños con manguitos o flotador SÓLOS en la piscina. El problema no es el manguito, el problema es la falta de atención al menor en un medio divertido pero peligroso.

Después de saber que lo mejor es estar contigo vamos a diseccionar el tema aún más. ¿Estamos hablando de aprender a nadar o de disfrutar del agua en familia? Una cosa es el material que utilizamos los profes para enseñar a nadar y otra cosa son los ELEMENTOS DE FLOTACIÓN del mercado. También me preguntan sobre todo las mamás al acabar la natación en junio: “si le pongo manguitos en verano no irá para atrás?” Por supuesto que no, los niños tienen bien claro cuando están “en clase de natación” a cuando están con los papás en la piscina. Yo no uso manguitos en mis clases de natación pero eso no es óbice para que tú no los uses con tus hijos y te lo pases bomba. Yo con mi hija le pongo un cinturón de flotación y nos lo pasamos bomba (2 años).

Voy a explicaros desde mi punto de vista los beneficios de cada elemento de flotación / juego. También os animo a que cuando leáis un artículo, reviséis QUÉN LO ESCRIBE, y cotilleéis un poco sobre quién es, por qué escribe así, etc. Si de verdad os da confianza, adelante, pero no creáis lo primero que leáis, ni incluso a mí, os invito a cotillearme 😉 (Paco Sánchez Aguilar en Pamplona, trabajo en OnFitness)

  • Claleco flotador. Lo primero es saber si está homologado por la CE y cumple normativa EN. Tiene gran poder de flotación pero no es inmune a golpes de otros niños ni caídas en el suelo que puedan dejar inconsciente. Muy útil si tu hijo no se maneja muy bien en el agua o tiene inseguridad. Procura si ocurre esto bañarte con él en una zona tranquila con algún juguete y ve poco a poco. No le digas cosas como “venga tírate que con eso flotas”, “no seas miedica que con eso flotas!”. El miedo no es algo racional, dale su tiempo y verás cómo va todo como la seda. Ideal también si eres madre de dos y quieres jugar con ellos en el agua. Flotan, pero no les quites nunca el ojo de encima porque aunque lleven buenos cierres los niños ya sabemos que son grandes Houdinis. Por contra puede haber niños que requieran estar más sueltos y puede que les agobie. Tiene de bueno que deja libre las manos y no lleva excesivo aparataje en extremidades.
  • Manguitos. Está servida la controversia. Yo no recomendaría los típicos inflables de una cámara que puedes coger en tiendas que todos sabemos. Son fácilmente extraíbles con el riesgo que conlleva y se pinchan, además que las costuras hacen rozaduras. Si te decides por manguitos, procura comprar los del tamaño de tu hijo. Hay unos de la marca Delphin que no se pinchan y se pueden acoplar varios discos para flotar más o menos. No es muy útil para aprender a nadar pero sí que ayuda a que el niño se desenvuelva en el agua, empiece a tener autonomía, quitar el miedo… que son elementos clave a la hora de aprender a nadar. Además de manguito, se puede usar de disco flotador, frisbi, elemento de juego en el agua… sí, el precio puede parecer alto, pero el material de calidad es lo que tiene, que no vale 5 euros el pack. Para flotar, aprender a hacer burbujas, meter la cabeza, jugar, patalear, hacer ejercicios de propiocepción… sí, es útil y se puede trabajar con él bien. Eso sí, me repito, nunca lo pierdas de vista, un niño es un niño, lleve lo que lleve.
  • Swimtrainer o flotador entrenador. Diseñados según el fabricante para ofrecer una postura óptima para la práctica de la natación. Un poco aparatoso pero la verdad que tiene un buen cierre de seguridad que no está al alcance del peque, es buen elemento de flotación, ofrece practicidad a la hora de realizar juegos en el agua y tienen varios modelos en función del peso, lo cual permite una evolución. Se puede usar desde bebés. Os recomiendo este flotador pero también tenerlos en brazos cuando son muy peques, piel con piel también en la piscina; ofrecer la seguridad de los brazos, el calor.
  • Churros. Ideales sobre todo en natación porque es muy versátil y nos permite a los profes trabajar con seguridad con varios niños y además nos permite utilizarlo para la técnica de varios estilos de natación. Para las familias también es muy útil como elemento lúdico.

Entonces… ¿qué elijo?

Es muy sencillo, que tu hijo pruebe lo que más le guste, que disfrute del agua, olvídate de que aprenda a nadar. Todos los niños aprenden a nadar, pero sobre todo aprenden antes cuando vienen a clase felices, motivados, contentos. Elije lo que quieras sabiendo que no debes apartarte de su vista, que a veces es cansado estar tooooda la tarde con ellos en el agua, pero que ningún elemento te va a garantizar un 100% en el agua. También has de saber que los niños no gritan en el agua, se produce una MUERTE SILENCIOSA (su cerebro sólo puede pensar en respirar y no es capaz de pedir ayuda). Que elijes chaleco porque lo ves mejor, adelante, que manguitos, perfecto. Pero estate con él, juega disfruta, déjale experimentar. Si se quiere quitar el material, déjalo que lo haga delante de ti, si lo toma como un juego lo hará cuando no mires.

En definitiva, no existe la panacea, pero sí existen las familias responsables que eligen el material que creen mejor a sabiendas que puede ocurrir un imprevisto (igual que en casa, en el parque…) pero que si estás pendiente ese imprevisto sólo queda en susto.

 

Buenas tardes!

Hoy quiero hablaros sobre la última adquision en nuestra casa: piscina plegable!

Pues sí, llevábamos ya un tiempo pensando qué hacer, porque tenemos una peque de 2 años pero en junio tendremos otro…. Y claro, hay que esperar que la mamá se recupere para poder bañarse. Por eso nos decidimos a comprar la piscina plegable Nabaiji del Decathlon. 

La verdad que es una gozada, hoy la hemos estrenado en casa. Es plegable, no hay que pasar un montón de rato inflando, no se pincha, es fácil de guardar y transportar. 80 litros, pero para casa con llenarla un poquito suficiente.

Que os parece a vosotros/as?

 

Buenos días!

Pues ya se acabó mayo y en breve comenzaremos el veranito 😉

Ya he acabado la temporada de natación, después de varios meses de trabajo y trabajo (desde septiembre del año pasado). Ocho meses dando natación de lunes a domingo, desde las 4 de la tarde hasta las 9 de la noche. Ya con ganas de un poquito de descanso la verdad jeje.

Si tuviera que hacer un resumen de cómo ha ido la temporada sería el siguiente:

Comenzamos octubre con niños que repetían, pero también ha habido altas nuevas. En general ha ido todo sobre ruedas como cabría esperar. Este año han entrado “varios retos”; varios niños que han venido “rebotados” de otras piscinas porque las familias no consideraban que se les había ofrecido un buen trato a sus hijos y por lo tanto habían cogido miedo al agua. Es cierto, a veces los padres podemos ser exagerados, sobreprotectores, pero otras muchas veces el miedo es real, esos niños realmente venían a la piscina con inseguridad, miedo.

La verdad que a mí los retos me gustan y me motivan y más cuando después de pasar los meses ves cómo evolucionan y cómo aprenden a nadar, sin miedo, con confianza, con seguridad.

Por el camino, a parte de técnica de natación he incluido técnicas de socorrismo infantil, lo cual les da más confianza, otras habilidades acuáticas que seguro que les serán útiles 😉 y además se lo pasan realmente bien practicando técnicas de rescate y socorro; descubren que el agua es divertida pero que NO todo vale, que pueden ocurrir accidentes, imprudencias y por lo tanto, no hay que tenerle miedo pero sí respeto.

Ha acabado el curso y todos han aprendido a nadar, o a desplazarse si eran muy pequeños y aún no tocaba aprender; o quitarse el miedo si era el objetivo. Conclusión: todos han cumplido sus objetivos y me siento muy satisfecho por ello.
Ahora toca junio que hemos organizado cursos intensivos de cara al verano, y después julio y agosto de descanso, para volver en septiembre con las pilas cargadas, aunque no se si descansaré en agosto ya que me están proponiendo clases particulares en piscinas comunitarias….

Si tienes algún problema estaré encantado de escucharte 😉

Nos leemos!

Hola!

Hoy quiero compartiros el proyecto de una amiga de Pamplona. Le he pedido nuevo sea ella quien describa su trabajo que es quien mejor lo conoce. He de decir que yo era reticente a ver “museos y esas cosas” pero también es cierto que (creo) soy de mente abierta y probé, me quedé encantado! Abre tu mente y prueba, explora, no sabes las grandezas que te estás perdiendo y Pilar te va a ayudar a conocer 😉

Paco. Conocí a mi amigo Paco en un ambiente sosegado, grato para la conversación serena, reposada. Quizás por eso la amistad perdura, porque se asentó en buena tierra.
Luego, sus obligaciones profesionales y familiares, las mías, también, nos han llevado por distintos caminos, pero eso no ha impedido mantener el contacto. Con mas o menos distancia en el tiempo, pero siempre cordial y con el matiz de reencuentro.
Paco y yo tenemos cosas en común, quizás la principal sea quitar miedos. Él quita el miedo al agua y yo quito el miedo a los museos , a los museos, y a mas cosas. Si, dirijo patrimonioparajovenes.com un proyecto que tiene como fin difundir el arte y el patrimonio cultural entre los jóvenes. Sobre todo entre aquellos que dicen a mi no me interesan “las piedras” , los que desconfían y pregunta, pero ¿quien va? O piensan por dentro : “Menuda chapa me van a meter’ . Eso, sobre todo va dirigido a esos. Y a los que les gusta el arte, también.
Tenemos distintas actividades:
Salidas para visitar algún lugar. Esas visitas son generalmente cortas, por la mañana o por la tarde de un sábado. Y casi siempre nos salimos de los recorridos turísticos habituales o mas comunes.

Talleres de fotografía, impartidos por profesionales.

Cenas coloquio. Son cenas frías, informales. En la primera parte , nuestro invitado habla de aquello que le hemos pedido Por ejemplo , ¿Cómo se saca un tesoro del fondo del mar? o muchas otras cuestiones. Os invito a visitar la web, hay muchas fotos y resulta mucho mas ameno verlo hecho que contarlo.
 ¿Quién puede participar en estas actividades? Personas entre los 15 y los 35 años, mas o menos.
¿ Cuanto cuesta participar? Los socios tienen las actividades gratuitas, o con descuentos especiales. (La cuota anual de socio es de 20 euros)
Los no socios pagan habitualmente tres euros cada vez que se inscriben en una actividad. ( 12 en las cenas coloquio).
¿Cómo se financia la asociación ?
Con las cuotas de socios
Con los ingresos por actividad
Con los donativos. Esos donativos, tienen “premio” para los contribuyentes navarros. Dado que Patrimonio para jóvenes tiene un programa propio para Navarra y se enmarca dentro de los proyectos culturales de La Ley de Mecenazgo Cultural Navarra, quien nos ayuda, desgrava hasta un 80%. Os invito a informaros sobre este punto, aquí: http://culturanavarra.es/es/patrimonio-para-jovenes

¿Quiénes somos las personas que estamos al frente de Patrimonio para jóvenes? Otra vez os remito a la web patrimonioparajovenes.com ahí podéis acceder al apartado “Quiénes somos”.

Para contactar, tenéis también el apartado “ contacta” en patrimonioparajovenes.com

No ocupo mas espacio . Gracias otra vez a Paco Sánchez Aguilar por invitarme a este rato con sus lectores. Y gracias a los que me habéis leído y muchas mas gracias si navegáis un poquito por mi web.

El tema del tabaco no es fácil de conversar,  ya que cada uno tiene sus motivos para fumar o no fumar.

Desde mi punto de vista existen dos premisas:

  1. Hay que respetar al prójimo.
  2. Hay que defender a los menores.

Muchas legislaciones se basan en estos principios, tus derechos acaban donde empiezan los del otro, y los menores por considerarse todavía indefensos hay que protegerlos.

Por otro lado la nueva ley antitabaco que modificaba la anterior volviéndola más restrictiva, redacta la prohibición de fumar en parques infantiles en su artículo 7, pero no establece un perímetro con lo cual aquí tenemos lugar a interpretación (como en otras muchas leyes).

Fumar o no fumar es una decisión personal, pero la decisión más saludable obviamente es no fumar. Personalmente soy no fumador pero respeto a quien quiera fumar siempre y cuando no invada mi derecho a no aspirar su humo ni por supuesto mi familia.

Desgraciadamente todos los días veo personas fumando a la vez que balancean a su peque en el columpio; ya no es que la ley lo prohíba, sino es una cuestión moralidad. ¿como voy a pedirle a esa persona que no fume ahí por mis hijos si no lo hace por los suyos? Sería discutir gratuitamente.

No me parece mal que fume, me parece mal que fume al lado de peques y que no respete, y oiga, eso no es intolerancia mía de no fumador, es una cuestión de educación.

En estos tiempos que nos están tocando vivir, estamos muy familiarizados ya con LA CRIANZA CON APEGO. Desde mi punto de vista como papá no concibo otro tipo de crianza, ¿por qué no voy a portear a mis hijos? ¿por qué no darles achuchones y cariños?

Criar con apego no es malcriar, como dice Carlos González, malcriar es criar mal, y dar besos, abrazos, portear y dar cariño a tus hijos no es malcriar. ¿A quién no le gusta que le mimen?

Desde mi punto de vista PROFESIONAL DE NATACIÓN, no concibo enseñar a nadar de otro forma más que con cariño, respeto y apego.

Me interesa que en mis grupos de 2 a 7 años los niños confíen en mi, pierdan el miedo al agua, y que mejor forma que con cariño, paciencia y respeto por su propia evolución; porque TODOS van a aprender a nadar.

Pero hay que entender que cada niño tiene su ritmo de aprendizaje, su evolución; si comprendemos esto nuestras clases de natación serán muy divertidas y sin contratiempos. No veo nada de malo es coger en brazos a niños de 2 años en el agua, de darles un abrazo, ofrecerles juego, confianza.

Pero no os penséis que mis clases son un cachondeo; claro que hay normas y la mayoría de las veces trabajamos y mucho en el agua. Pero es que tener respeto, dar abrazos y ser cariñoso con ellos no es contrario a trabajar en el agua. Y es que la realidad es que así aprenden mucho más rápido, y SIENDO FELICES, y disfrutando del agua.

Así es como trabajo yo y de momento me está yendo muy bien 😉

Que los niños aprendan habilidades acuáticas es fenomenal, estaremos de acuerdo en que todos los niños deberían de aprender a nadar.

Es sano, es saludable, es seguro y es muy divertido. La natación debería ser un deporte divertido, ya que el agua aporta gran diversión y mucha variedad.

Pero aún me encuentro con pequeñas historias que me duelen como la que os pongo a continuación sin nombres:

 

Soy la madre de —-   de 6 años que en febrero empezó un curso de natación en una piscina municipal. 

Nunca ha sido demasiado atrevido ni valiente para estas cosas, sin embargo ha seguido acudiendo a clase; lo que veo en este momento es que tiene mucho miedo a meter la cabeza debajo del agua y la solución de la monitora ha sido empujarle y obligarle.

 La consecuencia, que no quiere meterse al agua, con lo cual se tira toda la clase sentado en un banco; y después cuando los 10 últimos minutos les dejan ir a jugar a la piscina pequeña, se queda castigado por no haber querido nadar antes. 

Esto fue el miércoles pasado y la verdad no me parece que sea el método ideal para que un crío de esa edad pierda el miedo y coja confianza en el agua. 

Hemos probado a llevarle con nosotros y vemos que se queda rígido, no se relaja, y lo único que le preocupa es que “no le metamos la cabeza dentro del agua”.

Ahora va a empezar natación conmigo, ¡acepto el reto!

Y por favor, vamos a ofrecer una natación respetuosa, cada niño/a tiene su ritmo de evolución…. tan sólo un poquito de paciencia 😉

 

Me gusta siempre hablar de cómo se hacen las cosas, de consejos para mejorar la técnica en un deporte, consejos para perder el miedo al agua….etc.

A veces para aprender a hacer las cosas de forma de correcta, es necesario saber cómo no se deben hacer, qué cosas debemos evitar.

Cuando doy una clase de natación, hay veces que enseño cómo hacer la técnica de forma incorrecta para que el alumno identifique y pruebe cómo no se debe hacer, y, a continuación le hago ver cómo se hace de forma correcta y detecta la gran diferencia y comodidad que supone hacerlo bien.

He aquí consejos para NO aprender a nadar:

  • Ser un profesor autoritario
  • Ser frío y distante con los alumnos
  • Ofrecer una clase sin estructura
  • No jugar bajo ningún concepto
  • Ofrecer una técnica pura y dura
  • Si tiene miedo al agua forzarle
  • Obligar a realizar ejercicios aunque el alumno se oponga
  • Nunca ofrecer ejercicios colectivos
  • Ser individualista en el agua
  • No fijar objetivos a corto/medio/largo plazo
  • No tener comunicación con la familia

¿Qué os ha parecido?

Aunque os parezca increíble, los niños también pueden aprender a nadar con estos consejos, pero es probable que no sean felices.

Para mi gusto, el aprendizaje es un proceso en el cual el niño debe ser partícipe y DISFRUTAR DE LA ACTIVIDAD, tener actitud y estar MOTIVADO.

Espero que os  haya servido 😉

El otro día ya adelantábamos que habíamos comprado la mochila Ergobaby en la web tutete.com de la cual estamos muy orgullosos de ser colaboradores. Después de realizar el “unboxing” en casa tranquilamente y probarla unos días con la peque, os voy a dar mi opinión del producto 😉 ergobaby

Es una mochila ligera, muy cómoda para portear. El color que compramos es el marrón, y teníamos dudas, pero la verdad es que queda muy chulo (foto). Ahora en verano sí que es cierto que da un poco de calor, pero es normal, contando que los bebés son “estufitas”. Pero el tejido transpira muy bien, tiene buenas costuras. El precio puede parecer alto pero ya os digo que merece la pena.

También lo bueno que tiene son las 3 posiciones: delante, detrás y de lado; vale tanto como para mamá o para papá. Nosotros apenas usamos silleta y le damos muchísimo uso (ya veníamos del pañuelo de porteo además…).

Es una mochila segura, cómoda, no carga la espalda, muy agradable al tacto. También tiene un bolsillo para guardar cosas.

Más cosas, es fácil de poner y quitar.

Tutete.com han sido rápidos, eficaces, con un embalaje perfecto. Así que por nuestra parte nada que objetar. Os dejo el link por si quereís echarle un ojo, pero os advierto que si pincháis seguro que la compráis 😉

MOCHILA ERGOBABY

Hoy quiero hablaros desde el corazón de un tema que, a mi forma de entender necesita una revisión del oculista. Es un tema de enfoque, porque el trasfondo del asunto creo está bien planteado.

Vamos a comenzar por el principio, partiendo de un principio sencillo: ” aquello que haces con el corazón es difícil errar”; es decir, aunque no obtengas el resultado esperado, si lo has hecho con tu corazón, habrás tomado la decisión correcta. Por eso si educamos a nuestros hijos con el corazón nunca seremos malos padres.

Vamos a seguir con el segundo punto: el tema de las etiquetas sociales. Hoy voy a hablaros de las etiquetas en el entorno que más controlo: el agua. Se habla mucho de inclusión, incluir, socializar… pero muchas veces se nos escapan palabras como: autista, raro, diferente, especial… Voy a daros mi sincera opinión: creo que todos los niños son especiales. Me da igual si detrás existe un niño con autismo (que no es lo mismo que autista), un niño con síndrome de down, un niño con facilidad para las rabietas, un niño atleta, un niño….

Al fin y al cabo todos tienen en común que son niños.

¿Los vamos a tratar diferentes? En mi caso que es natación por supuesto que sí. Pero  no por poner etiquetas, ya que, repito, para mi todos los niños son especiales. Cada uno tiene su ritmo, su evolución y, por lo tanto, yo me adapto al  niño, no exijo que “la masa” se adapte a mis clases de natación programadas. Si me adapto a cada niño, no parece descabellado que trate a cada uno diferente en función de los objetivos que quiero conseguir. No confundamos tratar diferente con tratar con inferioridad, desprecio… Yo quiero a todos como si fueran el mio, y es evidente que según los conozco aprendo y ellos me enseñan hasta donde son capaces; yo les hago de guía en la consecución de sus objetivos, les hago de apoyo moral. Cariño y respeto a su evolución.

Así que vamos a dejarnos de etiquetas, de crear “grupos especiales”. Mucho mejor crear grupos reducidos y poder prestar la atención que demandan cada uno de ellos.

¿Qué opinas? Puedo estar errado o acertado, pero siempre sigo aprendiendo de los niños y sus familias. Gracias por enseñarme.

Nuestro compañero desde Italia Luka Ballo, hace la siguiente reflexión después de conocernos:

Soy monitor de natación para bebes desde más que 10 años haciendo este trabajo en una piscina pública en Copparo, un pueblo cerca de Ferrara en Italia.

Durante estos años he seguido algunas capacitaciones tenidas por expertos y profesores, he leído varios manuales nacionales e internacionales pero la escuela más grande que he tendido ha sido la práctica continua de esta disciplina con mis pequeños alumnos.

En nuestro centro trabajan cuatros monitores de natación infantil, yo compreso. Nuestra técnicas y acercamiento siempre fueran parecidas pero con algunas diferencias substanciales en la terminología utilizada en los ejercicios o en el programa de trabajo, con el resultado que a veces se generaba confusión entre nosotros o aun peor entre los alumnos.

Con la colaboración de los tres mis colegas hemos enfrentado este problema, reunimos nuestras ideas, confrontamos nuestros métodos de trabajo con el objetivo de  crear un patrón de trabajo fijo.

Gracias a varias reuniones de escritura hemos obtenido un pequeño manual con ideas, ejercicios para la actividad en agua con los pequeños. Este libro se llama “Primi Mesi in Piscina”

Nuestros cursos son compuestos de 10 lecciones de 30 minutos. Cada monitor puede seguir hasta un máximo de 6 alumnos con un padre en agua.  Los cursos son dirigidos a niños entre 5 meses hasta 36 meses de edad divididos en esta manera: 5-12 meses, 12-24 meses, 24-36 meses. Los objetivos a alcanzar son diferentes en base a la edad de los niños y a su capacidad psicomotoras.

Como línea general hemos decidido dividir el curso idealmente en tres fases de trabajo de diez minutos cada una.

Los diez minutos iniciales son ejercicios de relajamiento y aclimatización. Esta primera etapa es muy importante para obtener la justa confianza con el elemento líquido. El monitor explica los ejercicio y siempre se comporta como un observador y nunca se interpone entre la pareja padre-bebe.  Vamos a enfrentar diversas posiciones boca arriba y boca abajo y diferentes sujeciones. En este primera parte vamos a introducir desde la segunda lección también  la preparación a la inmersión.

Los segundos diez minutos del curso los empleamos utilizando los suportes de natación es decir: salvavidas de varios tipos, churros, flotadores (esto últimos con mucha moderación!). En esta sección enseñamos los principios de flotación semi-independiente. Siempre se cumplen ejercicios bajo forma de juego y siempre con la sonrisa de todos los practicantes. Muy importante el refuerzo positivo al final de cada actividad.

En la última parte de la lección enfrentamos pequeñas zambullidas pero sobretodo juegos sobre los colchones flotantes como momento de agregación y a seguir un momento final de relajamiento padre-hijo.  Se utilizara diferente material lúdico como pelotas de colores, juguetes acuáticos y regaderas. Todas las actividades son seguidas y coordinadas desde el monitor que corregirá los errores de los padres y enseñara las maneras correctas de interactuar de manera segura y positiva con el proprio  infante.

En lo largo de las 10 lecciones el monitor tiene que proponer una progresión para cada actividad de manera de garantizar el aprendizaje con la repetición del ejercicio y al mismo tiempo ofrecer nuevos estímulos a los alumnos, todo eso siempre en base a las respuestas de los pequeños y sin prisa alguna: recordamos, el objetivo principal es generar confianza con el agua y favorecer un relación sólida entre padres e hijos.

Lo que me parece muy interesante en el método Ludoqua es la naturaleza de como los puntos son enfrentados. Este método te describe muy claramente y sin palabras complicadas de como los padres y sus infantes tengan que acercarse al mundo acuático. La edad del bebe es la llave para proponer la actividad adecuada según las capacidades motoras y sensitivas: interesante la división entre 5-12 meses y 12-18 meses.

Este método parece muy básico pero esta es su característica más eficaz, de hecho se explican los fundamentos de cómo crear el entorno propicio a la psicomotricidad en agua. De cómo asegurar los padres y cuáles son los roles de monitor, padres y bebes.  El refuerzo positivo y la consecución de pequeñas metas son asuntos fundamentales.

Con respecto a este tema, en nuestro centro siempre intentamos generar una reunión con los padres antes el principio del curso para responder a preguntas y dudas per sobre todo para explicar cuáles son los objetivos de esta actividad de manera de ensenar a los padres de cómo comportarse en el agua con los bebés

Ludoqua suministra muchos detalles sobre al tipo de material a utilizar según el objetivo de la sesión. Me gusta en particular de cómo se introduce la utilización del churro para enseñar el flotamiento al pequeño alumno.

La parte que llama más atención en estos cursos para bebés son las inmersiones. El método Ludoqua enfrenta esta fase de manera muy clara y profesional describiendo las etapas a seguir: pre-inmersión, inmersión simple, inmersión asistida, inmersión y avance, inmersión con flotación.  Nosotros en nuestra escuela procedemos en manera muy similar intentando desarrollar una progresión lúdico-didáctica sobre esta fase. Es muy importante empezar en las primeras lecciones con ejercicios preparatorios es decir bañar el bebé en la cabeza con regaderas y vasos pequeños. Nosotros siempre aconsejamos a los padres de hacer lo mismo en su casa durante el momento de la ducha o del baño. La verdadera inmersión la enfrentamos solamente cuando los pequeños parecen cómodos a soportar el agua en el rostro y no traen agua es decir normalmente entre la tercera y cuarta sesión.

Me gusta la idea de Ludoqua utilizar música durante el curso y creo esta será una mejora que vamos a aportar!

Un saludo desde Italia

Luca Ballo

primimesiinpiscina@gmail.com

En esta ocasión os voy a hablar de una técnica de “autorrescate” de bebés.

En primer lugar decir que, respeto a cualquier profesional, indistintamente de la técnica o metodología que utilice; lo que no significa que tenga que estar de acuerdo. Con unos estoy de acuerdo y con otros no.

La técnica en cuestión se llama ISR (Infant Swimming Resource) y se basa en que si un bebé se cae al agua sea independiente y sepa salir a flote y no ahogarse.

A priori parece una muy buena técnica que triunfó y sigue triunfando en latinoamérica y ahora también en ciudades como Madrid o Barcelona.

Os voy a poner un vídeo de los resultados:

A los papás primerizos les parece una idea genial y todos se volvieron locos porque sus bebés aprendieran. Qué mejor que si por un casual te despistas a tu hijo no le pase nada.

A mi entender, la natación y la seguridad no son esto, pero es un tema que ya hablaré en otro post por no alargar este.

A continuación, si te ha parecido ideal este vídeo, voy a mostrarte otro de “cómo se consiguen” estos resultados; valora tu mismo si te compensa clases y clases de lloro de tu bebé:

Bajo mi punto de vista, la natación de bebés es otra cosa, pero como he dicho, cada uno es libre de elegir lo que mejor crea para los suyos.

¡Saludos!

Cuando los niños comienzan su primer día de natación generalmente tienen miedo a lo desconocido. Van a ir a un sitio que no es de su entorno habitual, y además van a meterse en la piscina con un extraño (a priori). Vamos a intentar que este “destete” o trance pase de la mejor forma posible.

OJETIVO: primer día de natación satisfactorio.MIEDO

EJERCICIO LÚDICO 1: acudimos a la entrada de la piscina donde se encuentran los niños con sus mamás o papás con juguetes en las manos. Se los enseñamos y les decimos que solo vamos a jugar, pero en el borde de la piscina (donde vaya a ser la actividad).

EJERCICIO LÚDICO 2: una vez con los niños en la piscina, les dejamos que jueguen tranquilamente, que exploren, que jueguen con cubos a llenarlos y vaciarlos de agua, mojar la pelota…

EJERCICIO LÚDICO 3: una vez que vemos que los niños están tranquilos, dejamos material que vayamos a usar en la clase cerca de ellos, otro por el agua; queremos que se fijen y tengan curiosidad por él. Poco a poco se introduce el monitor a jugar con los pequeños, siempre con mucha tranquilidad y calma. Es un momento lúdico, tan sólo hay que jugar y pasárselo bien. Con esto para el primer día puede ser suficiente.

Es importante la protección de los menores, así lo recoge nuestra legislación vigente. Sin embargo, cada día se ven más y más fotos de niños y menores de edad en las redes sociales.

Firma la petición en CHANGE.ORG

Cada persona es libre de hacer lo que crea conveniente, sin embargo, ya desde la cuenta de @policia recomendaban NO subir fotos ni vídeos de menores a las redes sociales; muchas de ellas son manipuladas posteriormente con usos fraudulentos, lucro, etc.

Usa las redes sociales con precaución, revisa los perfiles de privacidad.

Y recuerda, ¡los tiempos pasados de enseñar las fotos tomando un café o un té están de moda de nuevo!

Si estás de acuerdo, firma y comparte.

¿Necesito un Community manager?

Es una respuesta que no puedo darte aquí de forma general.

Lo que sí habrás oído es eso de “las redes sociales no funcionan”, “eso lo hago yo en mis ratos libres” y alguna que otra frasecilla (por llamarlo de alguna manera informal).

Hoy en día la comunicación está cambiando, ya no se estila tanto el “folletín” o “flyer”. Hoy en día NECESITAS estar en las redes sociales.

Hablando con una persona ya entrada en años me decía: “osea, que detrás de esa pantalla está el mundo”. Así de sencillo y cierto. Detrás de la pantalla de tu ordenador está el mundo entero “online”. Y aún más, con el auge de los smartphones, internet, 4G, apps… Estamos más conectados que nunca.

Sigamos por partes. Ahora ya sabemos que nuestro negocio tiene 2 escaparates: físico en tu tienda o negocio y virtual. Evidentemente este “escaparate virtual” es gigante; en él damos a conocer al resto de personas nuestro producto, nuestros servicios, ofertas… Este escaparate virtual se llama “REDES SOCIALES”.

” detrás de esa pantalla está el mundo”

Por lo tanto, vuelvo a plantear: ¿Necesito un community manager?

Si no tienes tiempo, no sabes utilizar las redes sociales, existe la figura del Community manager, que es la persona que gestionará tus redes sociales por tí. Dará a conocer tu marca al resto del mundo, estará en contacto con clientes potenciales, atraerá público. Podríamos llamarle “gestor de tu escaparate virtual”.

Ya para finalizar, te invito a visitar perfiles de empresas, particulares…. se pueden ver cosas muy didácticas. Por ejemplo: a nadie se le ocurriría hacer un escaparate feo para su negocio, ya que eso no atraería a la gente, no entraría nadie. Entonces, ¿por qué tener desatendido tu escaparate virtual? ¿Por qué ponerte una foto de perfil inadecuada o pixelada? Este escaparate también hay que cuidarlo, atenderlo, actualizarlo.

Tener un community manager no es un gasto, es una inversión a futuro.

¡Saludos!

GESTIÓN DE REDES SOCIALES 

community  paco
OBJETIVOS:
• Evangelizar la marca (narrar aspectos positivos de la empresa) en las redes 2.0
• Personalización de perfiles
• Bidireccionalidad de los mensajes (emitir contenido y obtener feedback)
• Ser la voz entre el cliente y la empresa en las redes sociales
• Monitorización cualitativa y cuantitativa
• Gestión de contenidos
• Aumentar el volumen de matrículas
• Afianzar marca

 

Contacta conmigo y nos ponemos a trabajar!

¿Necesitas seguidores en twitter?

Twitter es una herramienta realmente eficaz y muy potente de difusión y marketing. twiiter logo

La principal diferencia con Facebook es su inmediatez, su microblogin inmediato, su rápida interacción con los usuarios.

Antes de ponerte a buscar páginas donde “regalan” seguidores, o se compran…. has de preguntarte:

  • ¿Para qué quiero tantos seguidores?
  • ¿Realmente tener miles de seguidores robot me va a ser útil?
  • ¿A qué tipo de público quiero dirigirme?

Tu público es muy importante, y lo vas a entender rápidamente: no merece la pena bombardear con anuncios de higiene femenina a público hombres, ya que estos nunca (o rara vez) comprarán o les interesará el tema. Por lo tanto, tienes que ser cuidadoso, y saber a quién te diriges.

¿Cómo conseguir seguidores?

  • No sigas cuentas masivas por seguir
  • Olvídate de comprar seguidores
  • Sigue a quien realmente tengas interés
  • Contesta las conversaciones que se inicien. Un cliente que te escriba y no le contestes en tiempo aceptable es un cliente perdido.
  • Se natural

Si sigues estos pequeños consejos, igual no consigues millones de followers, pero estarás cerca de conseguir tus objetivos 😉

Os comentaba al inicio de este blog personal, que gran parte de mi trayectoria como monitor de natación la pasé impartiendo “Natación para bebés”.

Poco a poco iré escribiendo al respecto, rescatando noticias y apuntes del desván, noticias que publiqué no hace mucho en revistas como Ser padres, Todo Papas, etc…

Pero por otro lado, me gustaría saber tu punto de vista, ya seas mamá, empresa, tío…

Estaré encantado de recibirte y publicar tus experiencias, vivencias….

¿Te animas?