Hablamos de un traumatismo cuando aparece una lesión física causada por una acción violenta, es decir, aparece una lesión debido a un golpe muy fuerte.

En el caso de una caída en un bebé siempre es aconsejable una valoración por parte del pediatra, más aun si se ha producido en el pecho, abdomen o en la cabeza e imprescindible si se ha producido una pérdida de conocimiento (por muy leve que haya sido). En el caso de traumatismos de columna no lo muevas sin los medios adecuados. Llama pidiendo ayuda (112) y hasta la llegada del servicio de Urgencias permanece a su lado.

Lo normal es que ante un susto de este tipo el pequeño llore e incluso vomite y tras éste se quede dormido, pero si el llanto no cesa, vomita de forma repetida o se queda tan dormido que cuesta despertarlo más de lo normal llévale inmediatamente a Urgencias.

Si tras un golpe observas que una deformidad o algún movimiento provocan el llanto del pequeño, es posible que estés ante una fractura. En ese caso, inmoviliza lo mejor posible la zona afectada sin alinear los huesos, es decir tal y como está, y de la forma más anatómica posible antes de trasladarle al centro hospitalario. La forma de actuar ante una fractura abierta (aquella en la que el hueso ha abierto la piel) es similar a la anterior, solo que primero tienes que atender la herida producida, lavando la zona y taponando la hemorragia, como te he explicado arriba.

Otra colaboración de Bichitos: sobre crianza respetuosa, microbios y peques

¡y si ya se enfermó! ¿Qué puedo hacer?

Si bien es cierto, podemos tomar medidas de prevención para evitar las enfermedades que de manera recurrente se manifiestan luego del inicio del cole o en alguna actividad nueva que emprendan nuestros hijos, lo regular es que se enfermen, las infecciones respiratorias y digestivas son las primeras a las que se enfrentan la mayoría de los niños, algunas de ellas con fiebre como síntoma común. Como mamá siento que me he vuelto “sanadora”, gracias a las indicaciones de los pediatras que han visto a mis hijos y a otros consejos de buenas y experimentadas madres, he aplicado varios conocimientos que han derivado en la “sanación” de mis peques. El reposo y la ingesta de líquido es indispensable para sanar cualquier malestar, es algo fácil de hacer en casa y una solución común a cualquier enfermedad. A continuación, otros tips para atender mejor estos malestares:

Fiebre:

Tres días de fiebre son típicos de infecciones virales-las cuales no requieren tratamiento más allá del necesario para disminuir los síntomas-, si la fiebre continua por más de tres días se debe acudir al pediatra para la prescripción de antibióticos, ya que, por lo general en las infecciones bacterianas, los momentos febriles se prolongan.

Aplicación de los tradicionales pañitos húmedos en la frente, la nuca y/o por todo el cuerpo, de pies a cabeza.

Insistir en los baños para bajar la fiebre.

Infecciones respiratorias:

Caminar treinta minutos bajo el sol, es muy sanador, al caminar se abren fisiológicamente las vías respiratorias, lo que mejora la descongestión.

Baños con sal marina, basado en las soluciones comerciales de agua de mar que recomiendan los pediatras para la descongestión nasal y en el consejo de mi Terapeuta corporal y reikista de bañar a mi bebe con sal marina eventualmente, lo hago cuando alguno de mis hijos presenta congestión respiratoria,

Patas pa´rriba: al hacer el lavado de la nariz con solución salina al 9%, colocar al niño con la cabeza hacia abajo darle golpes sólidos por la espalda, con la palma de la mano arqueada hacia dentro. Para hacerlo más ameno, le invente la canción: patas pa`rriba, patas pa`rriba… ideal para descongestionar.

Malestar digestivo:

Dieta anti-diarrea: agua de arroz, galleta de soda, manzana cocida al horno, verduras amarillas: apio, zanahoria, arroz, pan tostado.

Lavado de mano permanente, tanto del niño como de los cuidadores.

Evitar lácteos.

Estos tips son una ayuda y en ningún caso sustituyen la opinión médica.

Espero poder seguir ayudando en la crianza que hoy le ofreces a tus hijos, mis contactos son: mariarosangel@gmail.com y en las RRSS llevo mi proyecto:

Facebook: Lo estás haciendo bien

IG: @lo.estas.haciendo.bien

T: @loestashaciendobien

¡Lo que toda madre quiere oír¡, estamos en la mejor época para criar, ya que existen infinidades de herramientas para hacerlo cada día mejor!

Soy mujer, hija, hermana, madre, esposa, bioanalista, microbióloga, directora espiritual y promotora de crianza respetuosa.

Seguiremos con una serie de post dedicados a estos temas: La lactancia materna y la guardería ¿Qué hacer si no me reciben la leche materna?, Actividades extraacadémicas familiares: formas de apego: matronación, futbol familiar, iniciación musical familiar: desde el vientre hasta la primera infancia. Escolarizar o no.

Hoy quiero haceros dos preguntas: Cuánto creéis que tarda un niño en ahogarse? Sabes cómo pasa?

Este es un post para poner en vuestro conocimiento no para asustar. Un niño tarda muuuy poco en ahogarse,  entre 30 y 60 segundos tan sólo! Lo peor es que son silenciosos….

Aquí os dejo un video con una presentación para mostraroslo mejor. Cualquier duda me tienes a tu disposición en pakinen.sanchez@gmail.com y WhatsApp 637067006 (+34 fuera de España )

Paco Sánchez colabora con esta campaña, ¿y tu? A4

Te voy a dejar aquí toda la información y te pido por favor

que la difundas en redes sociales.

Yo por mi  parte he hecho un pequeño vídeo

de los beneficios de este tipo de sillas de coche:

NI UN PEQUE MÁS EN PELIGRO, una iniciativa de Una Mamá de Otro Planeta, A Contramarcha y A Contramarcha salva vidas.

Pincha en los enlaces para compartir, ver….

2. DIFUSIÓN RRSS

Al igual que nosotros, muchos otros colaboran. Tu también puedes colaborar:

– En Facebook compartiendo el post de inicio de la campaña o cualquier otro post sobre ACM de las bloggers que se suman, el cartel, hablando de la campaña, de la importancia de ir ACM… Lo que tú veas mejor.

– En Twitter bajo el hashtag asociado a la campaña.  El hashtag será: #niunpequemasenpeligro.

 

Muchas gracias!!!!