La Ley Foral 10/1990, de 23 de noviembre, de Salud , contempla entre sus principios informadores el de la concepción integral de la salud e incluye actuaciones de las Administraciones Sanitarias orientadas a la protección de la salud, la prevención de las enfermedades y la atención sanitaria.

En la actualidad, la causa principal de los fallecimientos por muerte súbita que se producen fuera del ámbito hospitalario es la fibrilación ventricular padecida como consecuencia de un episodio coronario. Conseguir una mejora significativa en la supervivencia de las personas que sufren un episodio de fibrilación ventricular viene siendo preocupación primordial de los profesionales y de las autoridades sanitarias.

Se han demostrado las ventajas de la utilización de los desfibriladores automáticos y semiautomáticos (DESA) por parte de personal no sanitario, porque la actuación inmediata puede salvar vidas de personas en situación de parada cardiorrespiratoria. Al mismo tiempo, se ha comprobado la ausencia de riesgos tanto para los pacientes como para los primeros intervinientes.descarga

Artículo 5. Autorización de entidades para impartir los cursos de formación.

1. Los cursos de formación cuyo contenido se recoge en los Anexos 1 y 2 serán impartidos por personas o entidades públicas o privadas, autorizadas por el Departamento de Salud.

2. Para obtener la autorización para impartir los cursos señalados, las personas o entidades deberán solicitarlo al Departamento de Salud, adjuntando la siguiente documentación:

a) Acreditación de la personalidad del solicitante y, en su caso, de la representación que ostenta.

b) Si se trata de una persona jurídica, estatutos de la entidad.

c) Descripción de las instalaciones disponibles para la realización de los cursos.

d) Material docente disponible incluyendo material sanitario, maniquíes y desfibriladores.

e) Programa docente de los cursos que contendrá, como mínimo, el que figura en los anexos de este Decreto Foral.

f) Equipo docente constituido por Licenciados o Graduados en Medicina y/o Diplomados o Graduados en Enfermería, que hayan realizado el curso de Soporte o Apoyo Vital Avanzado, impartido por entidades reconocidas por el European Resucitation Council o por la American Heart Association.

g) Designación, entre el personal docente, de un responsable coordinador que organizará y supervisará el desarrollo de los cursos, que deberá poseer el certificado de Instructor en Soporte o Apoyo Vital Avanzado, emitido por entidades reconocidas por el European Resucitation Council o por la American Heart Association.

(fuente: lexnavarra.es)

Llevar el botiquín en el coche es sólo obligatorio en algunos países de la Unión Europea. En España actualmente no es obligatorio. Diversas organizaciones como Cruz Roja y autoridades como la Dirección General de Tráfico recomiendan llevar un pequeño botiquín de urgencia. ¿Tu qué opinas?

  • ¿Qué debería contener el botiquín?

De forma general podemos identificar los siguientes elementos:

o   Desinfectante

o   Suero fisiológico

o   Gasas estériles en paquete

o   Venda elástica

o   Esparadrapo

o   Apósitos adhesivos

o   Tijeras

o   Pinzas

o   Guantes desechables

o   Manta térmica

Esta es la dotación de un botiquín genérico; lo ideal es personalizarlo si usted padece alguna enfermedad o dolencia concreta.

En cuanto a dimensiones y peso se recomienda que no sea un botiquín demasiado grande, ya que provoca:

  • Ocupa demasiado espacio
  • Caducidad de sus elementos

ATENCIÓN GENERAL DE LAS QUEMADURAS

  1. Tranquilice a la víctima y a sus familiares.
  2. Valore el tipo de quemadura y su gravedad.
  3. Retire cuidadosamente anillos, reloj, pulsera, cinturón o prendas ajustadas que compriman la zona lesionada antes de que esta se comience a inflamar.
  4. No rompa las ampollas, para evitar infecciones.
  5. Enfríe el área quemada durante varios minutos; aplique solución salina fisiológica o agua fría (no helada) sobre la lesión. No use hielo directo para enfriar la zona quemada, ni aplique pomadas o ungüentos porque éstas pueden interferir o demorar el tratamiento médico.
  6. Cubra el área quemada con un apósito o una compresa húmeda en solución salina fisiológica o agua fría limpia y sujete con una venda floja para evitar la contaminación de la lesión con gérmenes patógenos.
  7. No aplique presión contra la quemadura.
  8. Si se presenta en manos o pies coloque gasa entre los dedos antes de colocar la venda.
  9. Si se presentan quemaduras en cara o cuello coloque una almohada o cojín debajo de los hombros y controle los Signos vitales, cubra las quemaduras de la cara con gasa estéril o tela limpia abriéndole agujeros para los ojos, nariz y la boca.
  10. Lleve a la víctima a un centro asistencial.

ACTUACIÓN EN CASO DE URGENCIA
Para atenuar los efectos de estos casos, lo primero es no agobiarse e intentar afrontar el problema de la mejor manera posible para que el niño no sufra. Si los padres mantienen la calma, el niño se sentirá más seguro.

 Actúa siempre con la premisa de “no producir mayor daño”.
 Evalúa la situación y asegura la zona.
 Acomoda y tranquiliza al pequeño, muévele lo menos posible.
 Ante desconocimiento o situaciones complejas PIDE AYUDA. En el caso concreto de la piscina acude al socorrista, éste activará el resto de dispositivos si fuera necesario. Fuera de la piscina llama al 112. Intenta mantener la calma y aporta la información que se te pida.
Más importante que saber cómo actuar es tener claro qué no hacer en estos casos. Para ello:
 No dejes solo al pequeño.
 No le agobies con mil preguntas.
 No toques la zona herida sin protección.
 No muevas al pequeño sin necesidad.
 Nunca debes alinear los huesos en caso de fractura.
 No pases por alto una hemorragia.
 No le des comida, bebida o medicación.
Bien es verdad que, la mayor parte de las veces, ante una situación de urgencia, y más cuando se trata de nuestro hijo, la lógica nos lleva a actuar de forma correcta. Pero esa implicación emocional puede hacer que reaccionemos de forma impulsiva y, sin querer, dificultemos la situación. Por este motivo, es interesante conocer algunos procedimientos básicos que nos resultarán útiles en la piscina para saber actuar con calma, rapidez, y efectividad.