Hoy cuento con la colaboración de Sabina López,  fundadora de Va de Peques.

Vadepekes.com

Cuando llega el frío se nos pueden quitar un poco las ganas de ir a clases de matronatación con nuestro bebé. Sin embargo, es realmente en invierno cuando realizar ejercicio puede ayudar a tu bebé a mantenerse saludable ya que cualquier tipo de actividad puede ayudar a fortalecer su sistema inmunológico. Además, pasar tiempo con mamá o papá, fuera del entorno habitual, ayudará a reforzar vuestros lazos.
A casi todos los padres el temor a que los peques pasen frío durante o después de la sesión puede ser algo inquietante. Por eso, estos consejos te pueden ser de utilidad:
– Nadar debería ser una experiencia agradable. Sin embargo, una de las causas más frecuentes que hace que los bebés estén incómodos en el agua es que tienen frío, incluso cuando el agua está a la temperatura adecuada (alrededor de 32 ºC). Observa a tu bebé y si crees que tiene frío sácalo del agua cuanto antes.
– Si piensas que tu bebé puede pasar frío en el agua, puedes utilizar un traje de neopreno para bebés. Ayudarán a que el bebé pase más tiempo calentito en el agua sin mermar su libertad de movimiento en el agua.
– En invierno la temperatura fuera de la piscina puede bajar bastante por lo que es especialmente importante que, tan pronto como salgas de la piscina, tengas a mano una toalla suavita para liarlo y que no le de frío. Asegúrate de que esté completamente seco.
– Depende de la edad de tu bebé, puedes utilizar un cambiador. Te recomiendo los cambiadores de neopreno ya que, además de que se secan rápido, son higiénicos y no resbalan en zonas mojadas, mantendrán al peque cómodo y calentito.
– Con el bebé, liadito en su toalla y en el cambiador, siempre he encontrado más cómodo cambiarme yo primero antes de vestirlo a él. Puedes mantenerlo entretenido cantándole o con algún juguete.
– Las infecciones de oído nos preocupan y mucho, lo sé. Un consejo sencillo para eliminar la humedad es inclinar ligeramente la cabeza del bebé con suavidad a un lado y a otro para favorecer la salida natural del agua.
– Al acabar la clase, salir a la calle con el pelo húmedo no es agradable para nadie. Tanto si hace mucho frío como si vives en una zona más templada, te recomendaría llevar un gorrito para su cabeza. Si hace mucho frío, utiliza uno de lana y si hace menos uno de algodón.
Espero que estos consejos te hayan gustado y puedas ponerlos en práctica. ¡Compartir es de sabios por lo que si tienes otros consejos o trucos nos encantaría leerlos!

Deja un comentario

Post Navigation