Hoy ha sido nuestra segunda sesión de entrenamiento en el agua para la opo de policía.

La prueba de destreza acuática es sencilla pero puñetera a la vez, ya que combina estilo libre con una zona de apnea en 50 metros (2 largos de piscina).

El tema es tener buena velocidad sin comerte las corcheras, ni tocar el suelo…

Es fundamental una buena transición y tener buena capacidad para esos parones en apnea que cortan el ritmo.

Os dejo un trocito pequeño de cómo ha ido 😉

Deja un comentario

Post Navigation