No quiero más patios

por | Noviembre 24, 2016
Me haría muy feliz que compartas mi esfuerzoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El patio de mi casa
Bien saben mis allegados que no suelo hablar de política, si bien muchas veces me pica el gusanillo.
Tomándome un café tranquilamente he estado pensando en política, política y personas, instituciones, gobierno, desgobierno… Me considero una persona que le gusta ayudar a otras personas, y he pensado en los años que pasé de voluntario en las ambulancias DYA Navarra. En aquellos años a veces surgían rencillas con Cruz Roja y siempre he pensado que son estupideces. Cómo van a pelear dos grandes asociaciones si las dos se dedican a hacer más fácil o llevadera la vida de los demás.
Después pienso en política y encuentro parecidos. La política está para hacer el bien común, promover y defender los intereses generales. ¿Qué tienen en común? Detrás de todo esto están personas, personas que, no nos engañemos, son un reflejo de la sociedad. No son tan diferentes de nosotros.
Con todo esto llego a una conclusión, que la hablaba ayer con un amigo, el voluntariado, las asociaciones o la misma política no son siglas, códigos o números, son personas, y como en esta vida, hay personas con diferentes valores, educación, escrúpulos….
La política no es PP ni PSOE, me gusta la gente que está detrás. Tengo amigos de distintas siglas, pero me da igual, me importan sus actos, su buen hacer. Así como me daba igual que ambulancia echara un mano, o si estaba policía Foral, municipal o Nacional, lo que quiero es personas, personas de buen corazón, personas con respeto, educación.
No quiero patios, quiero hemiciclos competentes, quiero personas honradas. No quiero el “y tu más”, quiero autocrítica, reflexión. Esto está al alcance de todos. Todos podemos dejar de insultar en redes sociales, todos podemos ser más constructivos. Todos podemos en mayor o menor medida hacer algo.

Me haría muy feliz que compartas mi esfuerzoShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario