Hoy quiero hablaros del porteo.

Cuando hace dos años tuvimos a la peque nos pilló de novatos, sabíamos cosillas que nos habían contado, y otras que habíamos leído. Pero de porteo la verdad no sabíamos apenas.

Al poco de nacer descubrimos que colechar era muy beneficioso para todos: la mamá no tenia que levantarse no hacer esfuerzos debido a la cesárea, la peque dormía muy bien y comía a demanda y yo como papá estaba tranquilo al oírla respirar plácidamente.

La peque tuvo cólicos que no sabían decirnos por qué. La verdad que es muy angustioso verla llorar y no poder consolarla.

Probamos coliquin y homeopatía pero nada. Al poco una amiga nos regaló un pañuelo de porteo y… voila! magia!!! Desde entonces, quizás por la postura de ranita o yo que se, se acabaron los llantos, podíamos pasear tranquilos (sobretodo la peque), y además, portear es lo mejor que hemos hecho en la vida. La peque se siente segura y es una pasada para los papás llevarla encima.

Claro, nos decían algunos que si se iba a acostumbrar, que si la estábamos malcriando…. Ni caso hicimos. Ahora ya tiene dos años, está súper maja, tiene autonomía, está segura, confía en nosotros.

En breve nacerá otro peque y portearemos desde el minuto cero. Sobra decir que ya somos expertos jejeje, tenemos ya pañuelo de porteo, mochila par más peso y la redecilla esa que se pone de medio lado.

Nos vemos!

¿Qué es un bebé? Creo que no habrá dudas acerca de ello, ¿no? Todo el mundo sabe que los bebés son pequeñitos, tiernos, huelen a nuevo, toman el pecho o biberón, usan montones de pañales, se ríen, lloran, te agarran el dedito, balbucean, les gustan los colores, son muy exploradores… un sin fin de adjetivos podríamos decir de ellos y no acabaría el libro.

burbujitas

Me refiero a un aspecto más técnico. Cuando tenemos niños mayores de 3 años en natación, ya sabemos que muscularmente están desarrollados y que se encuentran en la etapa infantil de desarrollo. Con ellos buscaremos que aprendan a nadar de una forma atractiva que les llame la atención y les guste, que tengan ganas de repetir. Combinaremos técnica y juegos…etc. Prácticamente cualquier movimiento de brazos, tronco y piernas pueden realizarlo, mejor o peor, con mayor o menor destreza. En este caso buscaremos ejercicios que se adapten a su nivel mental y su psicomotricidad, que evidentemente esta unido al crecimiento del niño.

En el caso de los bebés el enfoque de las clases es más complejo.

Los bebés desde que nacen, crecen y se desarrollan a una velocidad vertiginosa. Tienen todo el mundo por conocer y explorar. El bebé conforme va acumulando meses se va desarrollando física y psicológicamente. Este desarrollo es el que nos va a marcar la pauta. Fundamental en las clases de los bebes. No puedo pedir a un bebé determinados movimientos si aún no posee las capacidades necesarias para ello.