El tema del tabaco no es fácil de conversar,  ya que cada uno tiene sus motivos para fumar o no fumar.

Desde mi punto de vista existen dos premisas:

  1. Hay que respetar al prójimo.
  2. Hay que defender a los menores.

Muchas legislaciones se basan en estos principios, tus derechos acaban donde empiezan los del otro, y los menores por considerarse todavía indefensos hay que protegerlos.

Por otro lado la nueva ley antitabaco que modificaba la anterior volviéndola más restrictiva, redacta la prohibición de fumar en parques infantiles en su artículo 7, pero no establece un perímetro con lo cual aquí tenemos lugar a interpretación (como en otras muchas leyes).

Fumar o no fumar es una decisión personal, pero la decisión más saludable obviamente es no fumar. Personalmente soy no fumador pero respeto a quien quiera fumar siempre y cuando no invada mi derecho a no aspirar su humo ni por supuesto mi familia.

Desgraciadamente todos los días veo personas fumando a la vez que balancean a su peque en el columpio; ya no es que la ley lo prohíba, sino es una cuestión moralidad. ¿como voy a pedirle a esa persona que no fume ahí por mis hijos si no lo hace por los suyos? Sería discutir gratuitamente.

No me parece mal que fume, me parece mal que fume al lado de peques y que no respete, y oiga, eso no es intolerancia mía de no fumador, es una cuestión de educación.